Archive

Archive for the ‘9. Carne’ Category

Platillo de cordero

diciembre 23, 2012 12 comentarios

Esta es mi particular versión del “platillo de xai”, un plato típico de Girona. Los platillos son guisos humildes hechos con puntas de carne y sofrito de verduras, en este caso he hecho un sofrito de pimientos. También hay versiones con patatas y guisantes, que también le queda muy bien. Es un plato econónimo a pesar de llevar cordero, ya que el pecho o el cuello de cordero son partes económicas y muy jugosas. Si utilizáis pecho, se aprovecha más ya que no lleva hueso. De cara a la mesa de Navidad, luce más la pierna de cordero al horno, pero este guiso es delicioso para los días de cada día. Si encargamos una pierna de cordero, podemos pedir al carnicero que nos reserve el cuello y el pecho y reservarlo para elaborar este plato, que por cierto congela muy bien.

Bones festes!!

Ingredientes

  • 1 cuello de cordero troceado (también sirve pecho de cordero)
  • 1 pimiento rojo
  • 2 pimientos verdes de freír
  • 1 cebolla hermosa
  • 4 tomates pera maduros
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal entera
  • Pimienta negra recién molida

Elaboración:

En primer lugar, sellar la carne sofriéndola en la sartén con aceite hasta que esté doradita. Reservar. En la misma sartén, rehogar la cebolla pelada y cortada en trocitos hasta que esté transparente junto con los dientes de ajo peladitos con cuidado de no quemarlos. Mientras se hace, ir lavando y cortando los pimientos en trocitos pequeñitos. Añadir a la cebolla cuando ya esté pochadita, y seguir haciendo hasta que se ablande el pimiento. Mientras, ir rallando el tomate y reservar. Añadir la carne al sofrito de pimiento, y añadir en el momento el tomate rayado. Tapar la cazuela y dejar que se vaya haciendo una media hora o hasta que el tomate esté hecho. Añadir entonces sal al gusto y un poco de pimienta negra.

Categorías:4. Platos principales, 9. Carne Etiquetas: ,

Albóndigas jugosas con aguacate en salsa

noviembre 14, 2012 4 comentarios

Hace ya 1 año que vi esta receta en el blog de Anna, y desde entonces ya la he hecho unas cuantas veces. Está deliciosa, las albóndigas quedan muy jugosas y no puedes parar de comer una tras otra (no la recomiendo si queréis adelgazar). Si la hacéis, también os sorprenderá y repetiréis seguro. También congela muy bien, tanto las albóndigas ya hechas como en crudo. Para el otoño, esta receta me viene al pelo, ahora con el frío recién estrenado apetecen recetas más contundentes y calentitas (lo que los ingleses llaman “comfort food”). Pues eso, espero que os guste.

Ingredientes:

  • 400 gr de carne picada mixta de ternera/cerdo
  • 1 aguacate maduro
  • 3 cebollas hermosas
  • Harina de arroz para rebozar
  • Pan rallado sin gluten (yo lo compré en Mercadona, marca Beiker)
  • Aceite de oliva
  • Sal entera, pimienta negra
  • Vino Pedro Ximénez
  • Piñones

Elaboración:

Picamos las cebollas finas y las pochamos a fuego muy lento en la sartén, hasta que estén deshechas, aproximadamente una hora. Apartamos del fuego y escurrimos bien. Reservamos.

Aparte, mezclamos en un bol la carne picada, el aguacate pelado y machacado y un tercio aproximadamente de la cebolla. Removemos bien y añadimos sal entera y pimienta recién molida.  Si vemos que queda demasiado “suelta”, añadimos un poco de pan rallado, a ojo, para que sea más fácil de hacer bolitas con cuerpo.

Colocamos una sartén al fuego y cubrimos el fondo de aceite de oliva. Vamos cogiendo trozos del preparado de carne con las manos y haciendo bolitas que rebozamos en harina de arroz. Freimos por tandas y reservamos, colocándolas sobre un papel absorbente.

Una vez fritas, colocamos en otra sartén un poco de aceite de oliva, y sofreímos un puñado de piñones. Añadimos el resto de la cebolla, removemos bien unos minutos. Añadimos un vaso de Pedro Ximénez (u otro vino que os guste), y dejamos reducir. Añadimos entonces las albóndigas a la salsa y dejamos que haga “chupchup” unos minutos. Servir sobre patatas cortadas a ruedas cocidas al horno, bien calientes.

Categorías:9. Carne Etiquetas: , , ,

Rogan Josh de cordero

octubre 21, 2012 13 comentarios

Tal y como dije en la última entrada, he hecho un guiso de cordero al estilo indio con la salsa de curry anterior. El Rogan Josh es un plato clásico de los restaurante hindús, el nombre quiere decir “carne cocinada en ghee a fuego fuerte”. Esta receta se podría hacer también con pollo, y seguro que también estaría deliciosa. Pero en la India, la carne más consumida es la de cordero, y es el ingrediente tradicional de este delicioso plato. En nuestro país, del cordero comemos sobretodo las costillitas y la paletilla. Puede costar encontrar carne de cordero para guisar por aquí, una opción es utilizar garretas de cordero, que se encuentran fácilmente en muchos supermercados. Otra opción es comprar espalda de cordero congelada, yo la encontré en Mercadona. Si utilizáis pollo, mejor usar muslo o contramuslo, que es más jugoso.

Para acompañar, lo mejor es hacer unos vasitos de arroz basmati al vapor.

La receta la he sacado del blog Great curry recipes, igual que la receta de la salsa, pero he adaptado ligeramente la receta ya que la salsa de por sí ya me ha parecido lo bastante picante. No he puesto el chili ni el paprika, si os parece que no pica lo suficiente solo habrá que añadirlo al final de la receta.

Ingredientes (4 personas):

  • 500 gr de carne de cordero (yo he utilizado espalda y pierna deshuesadas)
  • 4 cucharadas de ghee
  • 750 ml de salsa de curry
  • 1 cucharada de comino en grano
  • 1 cucharada de garam masala
  • 3 cucharadas de yogur de soja (o natural o griego para los que no siguen la dieta)
  • Sal y pimienta al gusto
  • 3 cucharadas de cilantro fresco picado

Elaboración:

Cortar la carne de cordero deshuesada en trocitos de aproximadamente 2 cm. Sofreír a fuego lento en el ghee y una vez dorada añadir una taza de la salsa de curry reservada. Bajar el fuego y cocinar aproximadamente durante 1 hora, con la olla tapada, hasta que esté tierna.

Añadir la salsa restante. Añadir el comino, y el garam masala, remover bien y dejar cocer unos minutos más.

Añadir el yogur, cucharada a cucharada, una vez haya enfriado un poco (si no se estropeará). Comprobar de sabor al final y añadir sal y pimienta negra al gusto.

Servir con arroz basmati, espolvoreado con cilantro fresco picado.

Categorías:9. Carne Etiquetas: ,

Sípia amb mandonguilles de botifarra esparracada

agosto 11, 2012 3 comentarios

Este plato es el clásico “mar i muntanya” tan común en Catalunya, pero esta vez no tenía mucho tiempo y he hecho las albóndigas con butifarra esparracada, es decir, con butifarra sin piel y cortada. No es lo mismo que con las albóndigas, pero es más que aceptable, sobre todo cuando vas con un poco de prisa. Con el toque final de la picada con chocolate negro, queda una salsita muy potente. Este plato me ha dado ideas para hacer una versión express de otros platos que llevan albóndigas, tenéis que probarlo!

Ingredientes (4 personas):

  • 4 butifarras
  • 2 sepias medianas
  • 50 gr aprox. de guisantes congelados
  • 1 cebolla mediana
  • 2 tomates pera pequeños y maduros
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de fumet de pescado o agua

Para la picada:

  • 5 gr de chocolate negro (yo, 85%)
  • 1 diente de ajo
  • 1 puñado de avellanas o almendras
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • 1/2 cucharadita de canela molida

Elaboración:

Cortamos la sepia en trozos pequeños y la sofreímos en una sartén con aceite de oliva, hasta que se evapore el agua y quede ligeramente dorada. Reservamos.

Para hacer las mandonguillas, utilizaremos la carne de las butifarras para ganar tiempo y hacer unas albóndigas “express”. Yo he utilizado unas butifarras con ajo y perejil, que le iban muy bien al plato. Para ello, le quitamos la piel a las butifarras, las cortamos en trocitos y les damos forma de bola con las manos, Luego, las rebozamos en harina de arroz y las doramos en una sartén con aceite de oliva. Reservamos.

Pelar y cortar finamente la cebolla y dorarla en el mismo aceite. Dejar pochar unos minutos con el fuego bajo y la cazuela tapada, removiendo de vez en cuando. Se añaden entonces los tomates pera rallados y se fríen unos 10 minutos a fuego medio, removiendo bien. Añadimos el vino blanco, dejamos evaporar el alcohol y añadimos el caldo o agua. Añadimos entonces la sepia, la butifarra esparracada y los guisantes y lo dejamos hacer “chup chup” tranquilamente mientras hacemos la picada: trituramos en el vaso de la minipimer todos los ingredientes con un poco de agua y lo añadimos a la cazuela, dejando cocer lentamente unos 10 minutos más. Servir bien caliente.

Categorías:11. Pescado, 9. Carne Etiquetas: , ,

Butter chicken, un clásico de la cocina india

julio 24, 2012 21 comentarios

 

Butter chicken (Murgh makhani, como se conoce en la India), es un plato típico de los restaurantes indios y pakistanís y una delicatessen que no suele faltar en sus cartas. Desde que lo probé, he estado buscando la receta y he encontrado varias con distintas combinaciones de especias, con lo que me ha costado decidirme por una. Si no podéis encontrar todas las especias de la receta (algunas son difíciles de encontrar, yo las he comprado en tiendas pakistaníes), podéis utilizar garam masala, y el resultado será similar. El resultado final es un pollo muy jugoso y meloso, gracias a la leche de coco y la margarina. Mi referencia es el que probado en el restaurante Moti Mahal, en Barcelona, y creo que las especias que ellos utilizan son ligeramente distintas, pero queda bueno igualmente. Si queréis probar la cocina india, este restaurante es un buen lugar para empezar si pasáis por Barcelona, os lo recomiendo!

La pasta de gengibre y ajo es un básico de la cocina india, y lo utilizan siempre como aquí la cebolla. En esta receta sirve para hacer la marinada y la salsa, aunque hay recetas que hacen la marinada solo con tandoori masala y aceite o yogur. Es cuestión de ir probando. Lo que está claro es que la salsita queda muy buena, ideal para unas patatas al caliu o un arroz blanco para acompañar.

Para los no seguidores de la dieta, pueden utilizar mantequilla en vez de margarina y nata en lugar de leche de coco.

Ingredientes (3-4 personas):

  • 2 pechugas de pollo grandecitas (o el equivalente en muslos de pollo sin hueso)

Marinada:

  • 2 cucharadas de pasta de raíz de gengibre y ajo
  • aceite de oliva

Salsa:

  • 6-7 tomates pera rallados
  • 3 cucharadas de margarina no hidrogenada
  • 1 cucharada de pasta de raíz de gengibre y ajo
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 + 1/2 cucharada de semillas de comino
  • 5 vainas de cardamomo verde
  • 4 clavos
  • 1 cucharada de canela
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de semillas de fenogreco (opcional)
  • 250 ml de leche de coco
  • Agua

 

Elaboración:

En primer lugar, pondremos a marinar el pollo. Yo he utilizado pechuga de pollo, pero quedará más jugoso todavía con muslo de pollo deshuesado. Se mezcla bien el pollo con la mezcla de gengibre y ajo molido y un chorrito de aceite de oliva, y se deja marinar tapado en la nevera un mínimo de 4 horas (o toda la noche). Una vez marinado, colocar en una bandeja de horno y cocer unos 12 minutos hasta que esté hecho (no demasiado, se acabará de hacer en la salsa). Una vez hecho, retirar del horno y cortar en trocitos que se puedan meter cómodamente en la boca. Reservar.

Mientras, iremos haciendo la salsa. En una sartén, calentaremos un poco de aceite de oliva y añadiremos las semillas de comino, los clavos, la canela y el cardamomo. Remover unos segundos sin que se queme y añadir la pasta de gengibre y ajo sin parar de remover. Añadir al cabo de unos segundos los tomates rallados y remover 5 minutos o hasta que estén cocidos a fuego medio. Añadir entonces pimentón picante o chili picante si tenéis, mezclar bien y añadir un vaso de agua.
Tapar la sartén y dejar que se haga la salsa durante unos 15 minutos. Retirar del fuego. Una vez templado, triturar bien en el vaso de la minipimer.

Colocar al fuego de nuevo, añadir la margarina, la leche de coco, el laurel y cocinar a fuego lento unos 10 minutos. Añadir sal y pimienta negra, las piezas de pollo con su marinada y cocinar 10 minutos más o hasta que la salsa esté espesa.

Es mejor servirlo al día siguiente, ya que el pollo va macerándose en la salsa y mejora de sabor. Servir con arroz basmati al vapor o patatas al caliu.

 

 

Categorías:9. Carne Etiquetas: ,

Guiso de ternera con guisantes

abril 25, 2012 7 comentarios

Yo no era muy partidaria de los guisos de ternera hasta que probé esta receta. El trozo de ternera utilizado se llama “cunill” en Cataluña, es la carne del muslo del animal, llamado ossobuco cuando lleva el hueso. Es una carne muy gelatinosa y que queda perfecta en los guisos, muy jugosa. Creo que hasta ahora no me gustaba la ternera porque la encontraba “dura”, pero hecha de esta forma queda deliciosa. Incluso a mí, que no soy mucho de carne, me encanta.

El secreto de este guiso es elegir la carne adecuada, y tener paciencia, como siempre en la cocina. Hecho con tiempo, gana muchísimo.

Ingredientes:

  • 500 gr de carne de ternera para estofar (yo utilizo cunill)
  • 2 zanahorias peladas y cortadas a rodajas
  • 1 cebolla cortada a trocitos
  • 3 tomates pera bien maduros
  • 100 gr de guisantes congelados (o frescos si hay suerte)
  • 1 vaso de vino tinto (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal entera
  • Pimienta negra recién molida
  • 4 dientes de ajo

Elaboración:

Primero, habrá que dorar la carne para que se selle y no pierda jugos durante la cocción. Colocaremos aceite de oliva en una cazuela a fuego medio, y iremos sofríendo la carne hasta que queda ligeramente dorada. Reservamos. Hay quien tiene costumbre de rebozar la carne en harina para los guisos. Se podría rebozar en harina de arroz, pero yo no tengo costumbre y queda bien igualmente, lo importante es que se haya dorado previamente.

En el aceite donde hemos dorado la ternera, sofreímos a fuego lento la cebolla y los dientes de ajo fileteados con una pizca de sal hasta que esté transparente y un poco pochada. Añadimos entonces la zanahoria y seguimos sofriendo a fuego lento unos minutos. Añadimos entonces el tomate pera rallado, dejamos unos minutos más y entonces añadimos la carne y el vaso de vino (cuanto mejor el vino, mejor saldrá el guiso), tapamos y dejamos cocer a fuego lento hasta que la carne esté tierna, dependerá de la potencia del fuego, un poco más de media hora. Cuando ya esté casi hecha, añadiremos los guisantes y dejaremos hacer un “xupxup” hasta que estén cocidos, unos minutos.

Como casi todos los guisos, éste está mucho mejor al día siguiente, con los sabores reposados.

Categorías:9. Carne Etiquetas: , ,

Chili con carne

noviembre 23, 2011 2 comentarios

Con lo que me gusta la cocina mejicana, no puedo resistirme a probar de vez en cuando alguna receta típica. Esta receta en realidad no es mejicana, sino Tex-Mex, es decir, mezcla americana y mejicana. Eso no quita que el plato esté delicioso y haya acabado traspasando fronteras, a pesar de ser un plato hecho originariamente con restos de otros platos. Si no os gusta muy picante, podéis prescindir del chile habanero y ponerle en su lugar más pimienta negra.

Ingredientes:

  • 500 gr de carne picada mixta de ternera y cerdo
  • 1 pote grande de alubias rojas cocidas
  • 10 tomates de rama maduros
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • 1/2 cucharadita de canela
  • Unas gotas de salsa de chile habanero (cuidado con no pasarse)
  • 1 cucharada de orégano
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal entera

Elaboración:

En una cazuela honda, cubrir con aceite de oliva y sofreír la cebolla pelada y cortada muy fina, con el ajo cortado fino y la zanahoria pelada y cortada en trocitos pequeños. Cuando esté rehogado añadir el pimiento rojo cortado a trocitos pequeños. Cuando todo esté bien hecho, a fuego lento, añadiremos el tomate rallado. Dejaremos hacer de nuevo a fuego lento. Ir añadiendo agua si es necesario. Una vez hecho el sofrito, añadiremos la carne picada, y removeremos bien. Tras unos minutos, añadir las especias (comino, pimentón, canela, orégano) y las gotas de chile. Añadir agua si está demasiado seco, y remover bien. Dejar hacer unos minutos hasta que la carne esté hecha. Echaremos las alubias bien lavadas bajo el grifo, hasta que el agua no esté espumosa. Añadir el agua necesaria para que sobre un poco de líquido, y cocer durante 5 minutos para que se integren los sabores. Está más bueno al día siguiente, acompañado de un poco de arroz.

Categorías:9. Carne Etiquetas: , ,
A %d blogueros les gusta esto: