Inicio > 9. Carne > Butter chicken, un clásico de la cocina india

Butter chicken, un clásico de la cocina india

 

Butter chicken (Murgh makhani, como se conoce en la India), es un plato típico de los restaurantes indios y pakistanís y una delicatessen que no suele faltar en sus cartas. Desde que lo probé, he estado buscando la receta y he encontrado varias con distintas combinaciones de especias, con lo que me ha costado decidirme por una. Si no podéis encontrar todas las especias de la receta (algunas son difíciles de encontrar, yo las he comprado en tiendas pakistaníes), podéis utilizar garam masala, y el resultado será similar. El resultado final es un pollo muy jugoso y meloso, gracias a la leche de coco y la margarina. Mi referencia es el que probado en el restaurante Moti Mahal, en Barcelona, y creo que las especias que ellos utilizan son ligeramente distintas, pero queda bueno igualmente. Si queréis probar la cocina india, este restaurante es un buen lugar para empezar si pasáis por Barcelona, os lo recomiendo!

La pasta de gengibre y ajo es un básico de la cocina india, y lo utilizan siempre como aquí la cebolla. En esta receta sirve para hacer la marinada y la salsa, aunque hay recetas que hacen la marinada solo con tandoori masala y aceite o yogur. Es cuestión de ir probando. Lo que está claro es que la salsita queda muy buena, ideal para unas patatas al caliu o un arroz blanco para acompañar.

Para los no seguidores de la dieta, pueden utilizar mantequilla en vez de margarina y nata en lugar de leche de coco.

Ingredientes (3-4 personas):

  • 2 pechugas de pollo grandecitas (o el equivalente en muslos de pollo sin hueso)

Marinada:

  • 2 cucharadas de pasta de raíz de gengibre y ajo
  • aceite de oliva

Salsa:

  • 6-7 tomates pera rallados
  • 3 cucharadas de margarina no hidrogenada
  • 1 cucharada de pasta de raíz de gengibre y ajo
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 + 1/2 cucharada de semillas de comino
  • 5 vainas de cardamomo verde
  • 4 clavos
  • 1 cucharada de canela
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de semillas de fenogreco (opcional)
  • 250 ml de leche de coco
  • Agua

 

Elaboración:

En primer lugar, pondremos a marinar el pollo. Yo he utilizado pechuga de pollo, pero quedará más jugoso todavía con muslo de pollo deshuesado. Se mezcla bien el pollo con la mezcla de gengibre y ajo molido y un chorrito de aceite de oliva, y se deja marinar tapado en la nevera un mínimo de 4 horas (o toda la noche). Una vez marinado, colocar en una bandeja de horno y cocer unos 12 minutos hasta que esté hecho (no demasiado, se acabará de hacer en la salsa). Una vez hecho, retirar del horno y cortar en trocitos que se puedan meter cómodamente en la boca. Reservar.

Mientras, iremos haciendo la salsa. En una sartén, calentaremos un poco de aceite de oliva y añadiremos las semillas de comino, los clavos, la canela y el cardamomo. Remover unos segundos sin que se queme y añadir la pasta de gengibre y ajo sin parar de remover. Añadir al cabo de unos segundos los tomates rallados y remover 5 minutos o hasta que estén cocidos a fuego medio. Añadir entonces pimentón picante o chili picante si tenéis, mezclar bien y añadir un vaso de agua.
Tapar la sartén y dejar que se haga la salsa durante unos 15 minutos. Retirar del fuego. Una vez templado, triturar bien en el vaso de la minipimer.

Colocar al fuego de nuevo, añadir la margarina, la leche de coco, el laurel y cocinar a fuego lento unos 10 minutos. Añadir sal y pimienta negra, las piezas de pollo con su marinada y cocinar 10 minutos más o hasta que la salsa esté espesa.

Es mejor servirlo al día siguiente, ya que el pollo va macerándose en la salsa y mejora de sabor. Servir con arroz basmati al vapor o patatas al caliu.

 

 

About these ads
Categorías:9. Carne Etiquetas: ,
  1. agosto 7, 2012 en 8:37 pm | #1

    Este tipo de comidas me hacen desear volver a comer carne, pero mi fuerza de voluntad es más grande (?) Se ve delicioso.

  2. agosto 7, 2012 en 10:17 pm | #2

    Comida saludable, hay muchísimas recetas vegetarianas hindús, y deliciosas. Es todo un mundo que crea adicción, es por eso que he acabado comprándome un armario para las especias :-P
    Un abrazo

  3. septiembre 24, 2012 en 7:27 pm | #3

    ¿me puedes decir qué marca usas de margarina hidrogenada? o como saber si una margarina lo es o no. Gracias.

  4. septiembre 24, 2012 en 7:51 pm | #4

    Marichu, no se encuentran de momento en los supermercados habituales, sino en tiendas de dietética. CUando no son grasas hidrogenadas, lo suele decir en el envase. Yo habitualmente utilizo las marcas provamel o Munsterland, ambas compradas en tiendas de dietética (o veritas, si vives cerca de Barcelona)
    Un saludo

  5. julio 24, 2013 en 4:58 am | #5

    Having read this I thought it was really informative. I appreciate you spending some time and energy to put this content together. I once again find myself spending way too much time both reading and commenting. But so what, it was still worth it!

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 357 seguidores

%d personas les gusta esto: