Inicio > 1. Desayuno > Desayuno de fresas con quinoa roja

Desayuno de fresas con quinoa roja

El HEMC de este mes tiene como tema la Quinoa.
hemc 31 - quinoa
En época de fresas, suelo desayunar esta combinación de quinoa roja y fresas, combinan a la perfección y es una buena manera de empezar el día. La quinoa la hago un día y la cubro con leche vegetal. Bien guardada, en un recipiente de cristal tapado me dura una semana en la nevera, solo hay que ir tomando cucharadas del frasco cada mañana. La quinoa roja se encuentra en tiendas de dietética, si no la encontráis se puede utilizar la quinoa normal.

La quinoa era cultivada por los mayas, aztecas y incas, y gracias a su gran valor nutritivo se cree que les protegía de numerosas enfermedades. Con la llegada de los españoles, se les quemaron las plantaciones y tuvieron que subsistir a base de otros alimentos. Durante siglos la quinoa fue condenada al olvido, pero investigaciones recientes la han rescatado. La quinoa hoy en día es considerada uno de los alimentos más completos y equilibrados que existen, incluso se ha comparado a la leche materna. Se trata de un pseudocereal y contiene gran cantidad de proteínas, vitaminas, minerales y hidratos de carbono, destacando la calidad de su proteína, que contiene varios aminoácidos esenciales (los que el cuerpo no es capaz de sintetizar por sí mismo). Entre éstos se incluye la lisina, que juega un gran papel en el desarrollo del cerebro y el crecimiento, y la metionina, muy importante para el metabolismo de la insulina. Con razón los mayas la consideraban un alimento sagrado.

Ingredientes:

  • 1 vaso de quinoa roja
  • 1 vaso de agua mineral
  • 1 vaso de leche de arroz
  • Canela molida
  • Miel (yo usé de acacia)
  • Fresas
  • Coco rallado
  • Semillas de amapola

Elaboración:

Primero, cocer la quinoa con antelación. Coger la medida de un vaso y colocar en un colador fino. Lavar bien la quinoa bajo el grifo, ya que si no lo hacemos tendrá un sabor desagradable, por las saponinas presentes de forma natural en la planta. Lavar unos minutos y colocar en un cazo al fuego, cubrir con agua y leche de arroz, añadir canela y dejar cocer unos 15 minutos o hasta que esté blanda. Dejar tapada entonces unos veinte minutos. Una vez fría, habrá absorvido todo el líquido, colocar en un recipiente de cristal, cubrir con leche de arroz, tapar y guardar en la nevera. Para hacer el desayuno, lavar las fresas, limpiar y cortar en trocitos. Colocar la quinoa en el fondo de una taza, añadir las fresas, rociar con coco rallado, miel abundante y cubrir con leche de arroz. Decorar con semillas de amapola.

About these ads
Categorías:1. Desayuno Etiquetas: , , ,
  1. marzo 19, 2009 en 6:26 pm

    Me apunto esta receta. Aunque la quinoa roja no la he visto, voy a buscarla!! Seguro que tiene que estar rica la combinación y es un desayuno bien saludable.

    Gracias
    Núria

  2. marzo 19, 2009 en 7:56 pm

    Hola.

    Pues ayer mismo oímos por primera vez de la quinoa roja, en el blog de Sonia Martín; pero esta es la 1ª receta que vemos preparada con ella.

    Y la verdad es que ese desayuno se ve totalmente delicioso (el coco y las semillas de amapola las usamos nosotros mucho), y si las propiedades de esta planta son tan excelentes, pues habrá que dedicarle más atención.

    Un abrazo y buen provecho.

  3. marzo 19, 2009 en 8:24 pm

    Ummm riquisimo tiene que estar este desayuno…y de lo mas completo! No le falta de nada
    Yo tampoco oi hablar nunca de la quinoa roja..que gracioso.Y se peude cocinar igual que la quinoa normal? en las mismas recetas?
    Gracias

  4. marzo 20, 2009 en 12:42 pm

    Que bueno este desayuno,me ha encantado.
    Por los ingredientes y su estetica.
    Proximamente la hago.
    Si quieres pasarte por mi blog, puedes ver la receta del Brownie con Azukis.
    Como veras he hecho un pequeño tuneado primaveral, jajaja

    Pero la receta es la tuya, tal cual la has escrito tu.
    Espero que te guste.
    Un abrazo.
    Margot

  5. marzo 20, 2009 en 12:52 pm

    Oh, nunca había visto quinoa roja!

    Yo en esta época también tomo fresas en el desayuno, las mezclo con cereales o avena, y leche de soja. Ojalá hubiera fresas todo el año!

    Un desayuno original, sanísimo y delicioso. El toque de las semillas de amapola me encanta :)

    Un abrazo

  6. marzo 20, 2009 en 3:25 pm

    Pues yo conocía la otra quinoa pero esta roja se la he visto por primera vez a Sonia de a que saben las nubes? precisamente en el hemc de este mes.
    La verdad es que tu desayuno me parece de lo más sano y apetecible, sobre todo para este tiempo que ya empieza a hacer tanto calorcito que no entra igual de bien el cafe tan caliente.
    Besitos sin gluten

  7. marzo 22, 2009 en 12:01 pm

    ¡Qué maravillosa la receta! ¿Dónde encuentras la quinoa roja? A mi me apasiona y la traigo de fuera, pero en Madrid nunca la he encontrado, me queda mirar en Internet, a ver si me la mandan. Me quedo con tu receta, insuperable. Un abrazo. Sonia

  8. marzo 22, 2009 en 5:43 pm

    Sonia, yo la he encontrado en un supermercado veritas de Barcelona. Están teniendo mucho éxito, son supermercados que tratan solo productos ecológicos, desde cosmética a productos de limpieza, fruta, comida… tienen cosas muy interesantes a un precio razonable.
    Un saludo a todos/as, gracias por vuestros comentarios.

  9. marzo 22, 2009 en 6:26 pm

    Gracias!! Miraré en Veritas la próxima vez, ya que yo suelo comprar cosas allí.

  10. marzo 22, 2009 en 7:15 pm

    Qué rico y que colores tan apetitosos, pero yo tambíén tengo problemas para encontrar la quinoa.
    Intentaré ver si puedo encargarla en mi proveedor habitual de cereales biológicos.

  11. illetapitita
    marzo 22, 2009 en 7:53 pm

    Que desayuno mas rico!
    No conocía la quinoa roja, tendré que investigar.
    Gracias!

  12. marzo 23, 2009 en 9:46 am

    Qué buena pinta. Acabo de descubrir yo también la quinoa roja, habrá que probarla.

  13. Gustavo
    junio 26, 2010 en 6:00 pm

    Una aclaración muy importante: La Quinoa fue cultivada SÓLO por los Incas, es oriunda del altiplano peruano-boliviano aunque es aún un misterio de donde vino exactamente este cultivo ya que no se han encontrado variedades silvestres en la zona del altiplano. Es muy probable que haya sido domesticada por los Incas o antepasados. Los Mayas y los Aztecas NO conocieron esta planta.

  14. junio 27, 2010 en 6:28 pm

    Hola, Gustavo, gracias por la aclaración.
    Un saludo

  15. marzo 21, 2011 en 10:05 pm

    Hola!

    Me gustó tanto esta receta que decidí probarla. He publicado la receta en mi web con un enlace al tuyo. Espero que no te importe.

    Un saludo! Samantha

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 386 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: