Inicio > 11. Pescado > Sepia con guisantes

Sepia con guisantes

Este es un plato tradicional de Cataluña, delicioso con ese punto tan nuestro de los frutos secos, en este caso avellanas, añadidas con la picada a media cocción. La verdad es que con las avellanas no se nota para nada que no lleva pan. Queda un guiso con mucho cuerpo, muy contundente. He decidido añadirle el perejil al final, en contra de lo que recomendaba la receta original, ya que creo que así se nota más el sabor a perejil y se conservan mejor sus propiedades (es muy rico en vitamina C). Si lo probáis, seguro que os gusta.

Nota para personas ocupadas: Es de esos platos que se pueden “dejar solos” unos minutos, ya que no hay peligro de que se peguen. Hay veces en que esos detalles vienen muy bien.

Ingredientes (aprox. 4 personas):

  • 2 sepias
  • Guisantes (250 gr aprox.)
  • 5 dientes de ajo
  • 4 tomates maduros
  • 1 puñado de avellanas
  • Caldo de pescado (fumet suave)
  • 1/2 vasito de vino blanco
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva y sal entera

 

Elaboración:

Cortar la sepia ya limpia en cuadrados. En una cazuela, sofreímos los dientes de ajo hasta que estén ligeramente dorados. Retiramos los ajos y reservamos. En el aceite añadimos los tomates cortados a trozos pequeños y hacemos un sofrito. Cuando ya está listo, añadimos la sepia cortada a trozos y dejamos que vaya soltando el agua, revolviendo bien para que se integre con el sofrito.

Mientras, trituramos los ajos con las avellanas en el vaso de la batidora. Añadimos un poco de caldo si es preciso.

Una vez la sepia ha soltado el agua, añadimos una buena cantidad de caldo hasta cubrir. Añadimos entonces la picada de avellanas y ajo, y un vasito de vino blanco. Dejaremos a fuego medio unos 20- 25 minutos, o hasta que la sepia esté tierna. Unos 10 minutos antes, añadiremos los guisantes y removemos bien. En mi caso, he añadido también unas habas y le ha quedado muy bien. Es importante que se haga a fuego muy lento.

Una vez hecho, retirar del fuego y añadir un manojo de perejil fresco bien picadito, removiendo bien.

Está más bueno de un día para otro, dejando que se reposen los sabores.

 

Categorías:11. Pescado Etiquetas: , ,
  1. marzo 30, 2011 a las 6:09 am

    Ummm…ñam, nam..yo lo hago igual aunque el vino lo incorporo antes que el caldo.

    Petó

  2. marzo 30, 2011 a las 9:26 am

    És un dels meus plats preferits. M`encanta!!!
    Ahir precisament en vaig fer una cassola per un parell de dies.
    Però jo no poso mai vinet.
    La propera vegada ho provaré així.

  3. abril 4, 2011 a las 11:46 am

    Moltes merces. Encara en tinc, congelada. Val la pena fer-ne una mica més i aprofitar-ho. Em sap greu no escriure als blogs de les persones que m´escriuen, pero és que no tinc temps de res! A vegades no entenc com és que tinc temps per escriure el blog. Això sí, us segueixo sempre.
    Saluts

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: