Inicio > 12. Verduras y legumbres > Briam (cazuela griega de berenjena)

Briam (cazuela griega de berenjena)

Últimamente intentaba imaginar una manera de hacer lasaña de berenjena con parmesano y pisto, pero adaptado a la dieta. Todas las recetas que veía llevaban queso de una manera o otra, que combina muy bien con la berenjena. Pero esta receta tradicional griega no utiliza nada de queso (parece mentira en una receta griega), y me ha parecido deliciosa. Resulta que es más sencillo hacer recetas tradicionales que inventar cosas nuevas… Ahora que comienza el frío, un plato de esta cazuela de berenjena apetece mucho, incluso como plato único. No tiene más secreto que ir haciendo capas de berenjena, tomate y patata, con un poco de aceite de oliva y la cocción a fuego lento durante unas horas. Yo incluso la dejé en el horno caliente hasta el día siguiente, estaba mucho mejor al cabo de un día en frío, con los sabores ya asentados. A mí este tipo de recetas me parecen prácticas precisamento por eso: si planeas una cena, no tienes que estar con las prisas de última hora haciendo la comida, si ya la has hecho el día antes. Espero que la disfrutéis tanto como yo.

Ingredientes (4-5 personas):

  • 2 berenjenas medianas
  • 7-8 tomates maduros de rama
  • 2-3 patatas medianas
  • 1 cebolla dulce
  • Aceite de oliva
  • Hierbas de provenza
  • Ajo laminado

Elaboración:

Cortar la berenjena en rodajas de 1/2 cm, y colocar en un recipiente con agua y sal para que vayan dejando el amargor. Lavar los tomates, y cortar en rodajas finas. Lavar las patatas, y cortar en láminas finas, mejor si es con la ayuda de una mandolina. Cortar la cebolla en rodajas muy finas. En una cazuela para horno, poner un poco de agua, solo para cubrir. Colocar una primera capa de berenjena, y esparcir un hilo de aceite sobre la berenjena. Sazonar con hierbas de provenza. Esparcir el ajo laminado y la cebolla al gusto. Cubrir con una nueva capa de tomate, añadir un poco más de aceite.

Cubrir con una capa de patata, añadir más hierbas de provenza y un poco más de aceite.

Hacer otra capa igual que la anterior, finalizando con berenjena y tomate.

Esparcir un poco de aceite de oliva y hierbas de provenza, y poner al horno a 120ºC durante 2-3 horas o hasta que esté tierna la berenjena. Si se deja en el horno caliente y cerrado hasta el día siguiente, todavía estará más tierno. Dejar enfriar, y servir con un poco de ensalada al gusto.

Anuncios
  1. octubre 11, 2009 en 2:35 pm

    mmm, qué bueno y sanote! Me la apunto!

  2. octubre 12, 2009 en 10:38 am

    Bueno, bueno, bueno, hablando de berenjenas, patatas, cebollas y tomates todo junto en un mismo plato, soy la primera en la mesa. Además al horno y con un poco de nuestro oro líquido: el aceite de oliva virgen…

    Me ha gustado mucho tu idea, aunque también reconozco que seguramente se me iría la mano al queso, jejeje, sobre todo al Feta (tengo algo parecido en mi blog: Lasaña de Berenjenas que también es un plato muy agradecido).

    Una delicia. Gracias.

  3. octubre 12, 2009 en 2:03 pm

    Esto tiene que estar super rico. Yo me lo apunto y lo hago seguro ahora que estoy intentando quitarme un par de kilitos.
    Me recuerda un poco al tumbet mallorquin, tan rico él. Me imagino que por la zona del Mediterráneo habrá recetas primas hermanas que tienen que estar todas de vicio.
    Un beso sin gluten.

  4. octubre 13, 2009 en 1:13 pm

    Espectacular!!
    Con lo que me gusta la berenjena asada, qué cosa más rica!! Y sin queso, que no puedo tomar, así que es una receta perfecta para mi 😀 Vamos, me la apunto para hacerla sin falta pronto. Gracias!

    Besos

  5. Orre
    octubre 14, 2009 en 11:51 am

    Esta me la guardo para probar! Parece muy fácil y sano 🙂
    Un saludo

  6. octubre 20, 2009 en 12:41 am

    ¿Hola como va todo?
    Terminó el verano y queda ya poco para la Navidad.
    Asi es la vida de rapida en estos tiempos…
    Deliciosoooooooo!!!
    Ummmm, me ha encantado.
    Cada dia de mi vida como berenjenas,da igual lo que haga a todo le va bien.
    Beoss
    Margot

  7. octubre 20, 2009 en 8:13 pm

    Boníssim avui ho he fet per sopar i en Víctor el meu marit ha volgut que et digui que ens ha encantat súper bo, també dir-te que no se si és per la quinina però fa dos dies que no tinc dolors això si la dieta fil per randa……. o serà la dieta ?
    petons

  8. octubre 22, 2009 en 11:13 am

    M´alegro de que t´agradés, a mi m´encanta. Espero que et milloris, sigui per la dieta o la quinina. Jo per si un cas seguiria la dieta, ja que no ho pots saber. Apart que segur que serà beneficiós per la salut en general.
    Un petó.

  9. Lomito
    octubre 22, 2009 en 8:14 pm

    tiene super buena pinta… aunque tendré que cambiar la berengena por calabacín que mi marido no las puede ni ver ( con lo me gustan. :o( …. ) bueno siempre podré hacer mitad y mitad, je,je

  10. octubre 27, 2009 en 8:46 am

    Si que se parece al tumbet mallorquí…

    Es genial, yo también me la apunto porque debe estar de la muerte 🙂

  11. octubre 27, 2009 en 3:19 pm

    ¡Hola! Me encanta la berenjena y la comida griega, por eso en cuanto vi esta receta supe que me iba a gustar, así que la preparé este fin de semana, qué rica… ¡Gracias!

  12. diciembre 12, 2009 en 8:08 pm

    Yo la haré mañana, ya os contare. Mmmm, ya me estoy relamiendo.
    Un saludo.

  13. enero 24, 2010 en 1:06 pm

    veo que me olvide de comentar, no os preocupéis en 2 min saldrá del Horno otra vez!!!mmmm, Espero me salga tan buena como la anterior.

  1. septiembre 29, 2010 en 12:42 pm
  2. febrero 20, 2015 en 9:54 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: