Archivo

Posts Tagged ‘zanahoria’

Salsa de curry básica

octubre 21, 2012 4 comentarios

 

Me encanta la cocina india. Me encanta su interminable combinación de especias y sabores. Una buena combinación de especias indias puede conseguir que cualquier plato de verdura “aburrido” se convierta en una maravilla. Eso en la India lo saben muy bien, ya que un 40% de la población india es vegetariana.

Esta salsa de curry es una receta básica para multitud de platos de estilo indio (no necesariamente vegetarianos, de hecho yo pienso utilizarlo para un guiso de cordero). He hecho mucha cantidad y luego he congelado en bolsas para más adelante. Es mejor hacerlo así porque es un poco laboriosa, normalmente tardo alrededor de 2 horas en hacerla, pero vale la pena. La receta la encontré en el blog Great curry recipes, escrito por Dan Toombs (The curry guy), un apasionado de la cocina india. En su blog se pueden encontrar muchas recetas típicas de la cocina india (y alguna de cocina occidental), muy bien explicadas y comprobadas por él multitud de veces.

Es posible que las recetas indias parezcan complicadas por la cantidad de especias que llevan, algunas difíciles de encontrar. Yo hace ya años que me hice con las especias básicas: garam masala, cilantro molido, comino, cúrcuma, chana masala, fenogreco…. Son fáciles de encontrar en cualquier establecimiento pakistaní, y valen la pena. Duran mucho tiempo, ya que suelen venir en envases grandes y cunden mucho. La raíz de gengibre cada vez es más fácil de encontrar en fruterías, al menos en Barcelona. Se puede usar el gengibre en polvo, pero aviso que no es lo mismo.

Ingredientes:

  • 10 cebollas del tamaño de una pelota de tenis, peladas y troceadas a trozos pequeños
  • 250 ml de aceite de oliva virgen
  • 10 dientes de ajo pelados
  • 6 cm de raíz de gengibre
  • 1 zanahoria, troceada
  • 1/4 repollo, troceado
  • 1 pimiento rojo, troceado
  • 1 lata de 400 ml de tomates enteros
  • 4 cucharadas de ghee (o aceite)
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 1 cucharada de comino en grano
  • 1 cucharada de cilantro en polvo
  • 1 cucharada de semillas de fenogreco
  • 1 pizca de chili en polvo (al gusto)
  • Sal entera y pimienta negra al gusto

Elaboración:

Colocar los dientes de ajo y la raíz de gengibre pelada y cortada a trozos en el vaso de la minipimer con un poco de agua. Triturar bien formando una pasta y reservar.

to Colocar el aceite en una olla grande y calentar. Añadir las cebollas peladas y troceadas, el pimiento rojo, la zanahoria y el repollo. Cocinar lentamente removiendo de vez en cuando a fuego medio, dejando que las verduras se sofrían lentamente durante unos 30 minutos. Cuando la cebolla esté transparente, añadir la mezcla de gengibre y ajo y todas las especias excepto la cúrcuma.

Finalmente, añadir los tomates troceados y la salsa de la lata. Añadir un poco de agua si es necesario, hasta cubrir las verduras. Llevar a ebullición y tapar la cacerola, bajar la temperatura y cocer a fuego bajo (que haga chupchup) durante 30 minutos. Mientras, calentar el ghee (o el aceite si no tenéis) en una sartén y añadir la cúrcuma. Dejar que oscurezca mientras se cuece durante 1 minuto, y reservar. Con la minipimer, triturar bien las verduras y añadir la cúrcuma cuando hayamos obtenido una salsa espesa y fina. Dejar cocer lentamente unos 30 minutos más. Ajustar de sal y pimienta al final.

Categorías:5. Salsas Etiquetas: , , ,

Guiso de ternera con guisantes

abril 25, 2012 4 comentarios

Yo no era muy partidaria de los guisos de ternera hasta que probé esta receta. El trozo de ternera utilizado se llama “cunill” en Cataluña, es la carne del muslo del animal, llamado ossobuco cuando lleva el hueso. Es una carne muy gelatinosa y que queda perfecta en los guisos, muy jugosa. Creo que hasta ahora no me gustaba la ternera porque la encontraba “dura”, pero hecha de esta forma queda deliciosa. Incluso a mí, que no soy mucho de carne, me encanta.

El secreto de este guiso es elegir la carne adecuada, y tener paciencia, como siempre en la cocina. Hecho con tiempo, gana muchísimo.

Ingredientes:

  • 500 gr de carne de ternera para estofar (yo utilizo cunill)
  • 2 zanahorias peladas y cortadas a rodajas
  • 1 cebolla cortada a trocitos
  • 3 tomates pera bien maduros
  • 100 gr de guisantes congelados (o frescos si hay suerte)
  • 1 vaso de vino tinto (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal entera
  • Pimienta negra recién molida
  • 4 dientes de ajo

Elaboración:

Primero, habrá que dorar la carne para que se selle y no pierda jugos durante la cocción. Colocaremos aceite de oliva en una cazuela a fuego medio, y iremos sofríendo la carne hasta que queda ligeramente dorada. Reservamos. Hay quien tiene costumbre de rebozar la carne en harina para los guisos. Se podría rebozar en harina de arroz, pero yo no tengo costumbre y queda bien igualmente, lo importante es que se haya dorado previamente.

En el aceite donde hemos dorado la ternera, sofreímos a fuego lento la cebolla y los dientes de ajo fileteados con una pizca de sal hasta que esté transparente y un poco pochada. Añadimos entonces la zanahoria y seguimos sofriendo a fuego lento unos minutos. Añadimos entonces el tomate pera rallado, dejamos unos minutos más y entonces añadimos la carne y el vaso de vino (cuanto mejor el vino, mejor saldrá el guiso), tapamos y dejamos cocer a fuego lento hasta que la carne esté tierna, dependerá de la potencia del fuego, un poco más de media hora. Cuando ya esté casi hecha, añadiremos los guisantes y dejaremos hacer un “xupxup” hasta que estén cocidos, unos minutos.

Como casi todos los guisos, éste está mucho mejor al día siguiente, con los sabores reposados.

Categorías:9. Carne Etiquetas: , ,

Ensalada de calabacín y zanahoria con cilantro

julio 23, 2011 2 comentarios

Hace poco, en mis vacaciones por Irlanda, descubrí un café llamado Avoca. Resulta que este café es famoso por sus platos, y incluso ha publicado varios libros con sus recetas. Cómo no, decidí añadir este libro a mi colección de libros de cocina, que ya comienza a no tener espacio en las estanterías. Esta es una de sus recetas, simple pero efectiva, porque los pocos ingredientes combinan a la perfección. El toque de naranja le queda muy bien, y es muy refrescante con el calor que hace ahora.

Ingredientes:

  • 1 calabacín hermoso
  • 2-3 zanahorias
  • 1 ramillete de cilantro fresco
  • 1 naranja
  • Aceite de oliva virgen
  • vinagre de módena
  • Mostaza en grano
  • Semillas de sésamo
  • Sal entera

Elaboración:

Lavar bien el calabacín, cortar los extremos y rallar en un rallador de agujero grueso. Colocar en un bol para servir. Pelar las zanahorias, y rallar también, y añadirlas al calabacín. Añadir la ralladura de la piel de la naranja, y el zumo. Añadir el cilantro bien picado. Aparte, hacer una vinagreta de mostaza*. En un pote pequeño con tapa de rosca, verter aceite de oliva. Añadir un chorrito de vinagre de módena (a ojo). Añadir una cucharada de mostaza, tapar el pote y agitar con fuerza hasta emulsionar la vinagreta. Echar un buen chorrito por encima de la ensalada. Remover bien la ensalada con la ayuda de unas cucharas, y servir enseguida cubierta con las semillas de sésamo.

*La vinagreta restante se puede guardar en la nevera tapada en el bote para aliñar ensaladas.

Categorías:2. Entrantes Etiquetas: , ,

Ensalada de zanahoria especiada

diciembre 12, 2010 2 comentarios

Esta receta me ha parecido fácil de hacer y resultona; se puede hacer el día antes, la zanahoria reposa en la nevera de un día para otro y estará todavía más buena. Yo no he podido esperar tanto, pero mejora mucho si se deja reposar el menos 1 hora a temperatura ambiente. Yo tengo cilantro congelado para estas recetas, y la verdad es que aunque no llega a ser como el fresco, te saca de un apuro.

La receta la he visto en L´exquisit, que tiene una fotos espectaculares.

Ingredientes:

  • 2-3 zanahorias grandes, peladas y cortadas a rodajas grandes
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • Zumo de medio limón
  • 1 cebolleta cortada en medios aros bien fina
  • Unas 10 aceitunas negras, cortadas menudas
  • Una ramita de  cilantro fresco, picado
  • Especias, 1/2 cucharadita de cada: Canela molida, Gengibre molido, Pimienta negra, Hebras de azafrán, Cúrcuma, Cardamomo molido.
  • Sal entera
  • Ensalada fresca variada (escarola, canónigos, hoja de roble…) yo utilizo una mezcla en bolsa.

Elaboración:

Cocer la zanahoria en agua hirviendo con el diente de ajo machacado con el cuchillo durante unos 6 minutos. Pasado ese tiempo, cocer a fuego lento hasta que estén blandas. Entonces, escurrir y pasar por agua fría para parar la cocción. Reservar.

En una sartén, colocar las especias y calentar (cuidado, sin quemar!) unos segundos, para que liberen su aroma. Mezclar entonces con un buen chorrito de aceite de oliva, el zumo de limón, y la sal. Yo lo suelo hacer en un pote de cristal con tapa que guardo para las vinagretas, va perfecto.

Mezclar entonces las zanahorias con el aceite especiado, el cilantro picado, las aceitunas y la cebolla picadita. Dejar a temperatura ambiente una hora al menos, para que vaya cogiendo el sabor y servir sobre un lecho de lechugas.

Categorías:2. Entrantes Etiquetas:

Cake de zanahoria al curry

febrero 25, 2009 7 comentarios

Este cake es muy fácil de hacer, y es práctico al conservarse en la nevera de un día para otro. De hecho, está mejor en frío y de un día para otro. La idea original la encontré en Cléa Cuisine, que también tiene muchas recetas compatibles con Seignalet, todas deliciosas.

Ingredientes:

  • 2 – 3 zanahorias
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de curry
  • Comino en grano
  • 150 gr de harina de garbanzos
  • 500 ml de agua
  • Sal completa, aceite de oliva virgen

Elaboración:

Pelar las zanahorias y cortarlas en rodajas finas o bastones, como se prefiera. Pelar y cortar finamente la cebolla (yo usé una cebolla de Figueres). Añadir el ajo triturado, el curry y el comino. Colocar en una cacerola con el fondo cubierto de aceite, y cocer tapado a fuego lento una media hora o más, removiendo, hasta que estén tiernas. Si las verduras se quedan cortas de líquido, añadir un poco de agua.

En otra cacerola aparte, juntar la harina de garbanzo con el agua, mezclando poco a poco, para evitar los grumos, y cocinar a fuego muy lento hasta que la mezcla espese. Añadir las verduras cocidas, y volcar en un molde rectangular para horno untado de aceite de oliva.

Cocer a fuego suave (110-120ºC) unos 60 minutos o hasta que al pincharlo el tenedor salga limpio. Dejar en el mismo horno hasta que entibie y servir una vez frío, acompañado de verdura o lo que apetezca. Creo que también podría hacerse con leche de soja y huevo, en vez de harina de garbanzo. Pero eso lo probaré otro día.

Categorías:12. Verduras y legumbres Etiquetas: , ,

Zanahorias con comino y miel

noviembre 17, 2008 7 comentarios

Es un plato muy agradecido como entrante o acompañamiento; además, casi se hace solo: 4 minutos de cocción!. Lo que da más trabajo es cortar las zanahorias en bastoncitos, pero el sabor vale la pena.

Ingredientes:

  • 5-6 zanahorias de manojo
  • Aceite virgen de oliva
  • 1 cuch. comino en grano
  • Miel
  • Sal

Elaboración:

Se pelan las zanahorias, y se cortan en palitos delgados. Se escaldan unos 2 minutos en agua hirviendo, se retiran con una espumadera y se rehogan en aceite de oliva con comino en grano, que habremos calentado antes. Se rehogan removiendo bien unos 2 minutos más y se retiran del fuego. Se añade entonces una cucharadita de miel, y la sal entera.

La zanahoria y el comino combinan muy bien, son casi la combinación perfecta. También le pongo comino a la sopa de zanahoria, y queda de muerte.

Categorías:2. Entrantes Etiquetas: ,

Pastel de zanahoria y coco

junio 4, 2008 13 comentarios

Esta es mi contribución al HEMC de este mes: Sin gluten! Este pastel no es crudo como el pastel que publiqué hace unos meses de anacardos, pero la cocción es al vapor, y se hace en un momento. No lleva ningún tipo de harina, por lo que la textura es un poco diferente a los pasteles tradicionales. Está más bueno de un día para otro. He adaptado la receta que encontré en la página ojos veganos, que a su vez cogieron la receta prestada de Paloma Castillo. Me ha parecido una receta muy recomendable, además de sana. Mi familia lo devoró, creo que no duró ni una media hora. Espero que os guste tanto como a mí.

Por cierto, La belle au blé dormant tiene publicada una recopilación de tartas de zanahoria sin leche ni gluten que tienen una pinta espectacular. La tarta de zanahoria debe ser su favorita :-P. Eso sí, está en francés.

Ingredientes (unas 6 personas):

  • 500 gr de zanahorias
  • 125 gr de azúcar moreno
  • 125 gr de coco rallado
  • Dátiles
  • Nueces

Elaboración:

Limpiar y pelar las zanahorias. Cortar en rodajas, y colocar en un cazo para cocer al vapor. Cuando estén blandas, triturar con la minipimer. Aparte, mezclar el coco y el azúcar (reservar un poco del coco para espolvorear al final). Añadir a la mezcla el triturado de zanahoria, y remover bien hasta que el azúcar esté disuelto.

En el molinillo de la minipimer (o otro dispositivo para triturar que tengáis a mano), triturar unos seis dátiles grandes sin hueso, junto con un puñado de nueces. Resultará una masa compacta que se separa de las paredes del vaso.

A la hora de colocar en el molde, forrar el molde con papel film. Poner en el fondo la mezcla de dátiles y nueces bien extendida, añadir por encima la mitad de la masa de zanahoria, espolvorear por encima con unas cuantas nueces más, que habremos triturado. Cubrir con el resto de la masa de zanahoria, y espolvorear con coco rallado. Dejar reposar en la nevera de un día para otro, así se reposan los sabores y está mucho mejor. A la hora de servir, se saca fácilmente del molde gracias al papel film, si no es fácil que se rompa. Tiene un sabor muy agradable.

Categorías:6. Postres Etiquetas: , ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 382 seguidores

%d personas les gusta esto: